Recetas De Salmon Ahumado Y Aguacate

En su ahumado radica buena parte del misterio de su aroma y su gusto. Recomiendan tomarlo solo para apreciar su textura y tersura o con un toque de huevo o patata. Decoramos el tartar con cilantro seco, cebollino, sésamo o cualquier otro ingrediente a nuestro gusto y servimos inmediatamente o, preservamos en el frigorífico hasta su consumo.

Este fruto también aporta una buena cantidad de vitamina Y también, substancia antioxidante. Serviremos el tartar de salmón ahumado y aguacate con algo de cebollino picado. Por otro lado batimos bien el yogur y le añadimos el aguacate.

Recetas Con Salmón Ahumado Y Aguacate

Si les agrada el centeno como a mí los panes espesos de centeno combinan realmente bien con el salmón. Siempre sugiero la utilización de buena materia prima y esta ocasión no es diferente. El aguacate necesita estar en su punto a fin de que lo consigas machacar bien y mezclar con el youghourt. Este último, mejor que sea griego y con toda su grasa. Y sobre el salmón, compra el mejor que te puedas aceptar.

recetas de salmon ahumado y aguacate

Añadimos el aliño listo en el paso anterior al salmón ahumado en dados y combinamos bien. Decoramos con eneldo fresco, unas bolitas de pimienta rosa y unas rodajas finas de rabanitos. Dependiendo de los deseos, también puede servirse con unos huevos cocidos. Mientras tanto, pelamos la cebolleta, el aguacate y el tomate y los picamos finamente. Tenemos la posibilidad de practicar un corte en la base del tomate y escaldarlo en agua recién hervida, durante 1 minuto, para terminar refrescándolo en el instante en agua helada. En un bol diferente, pondremos el aguacate cortado en daditos, le añadiremos una cucharada de jugo de limón y salpimentamos al gusto.

Wrap De Salmón Ahumado, Aguacate Y Pepino

Una gran parte de su valor de hoy reside en conservar su tradicional método de ahumado. A todos nos gusta sorprender en las cenas familiares y este año lograras llevarlo a cabo en Nochebuena o en Nochevieja con estos vasitos de bacalao… En el momento en que tengas preparados todos y cada uno de los rollitos de salmón, deja que reposen en el frigorífico hasta el momento en que se endurezcan un poco. Repartir el aguacate triturado entre las 4 rebanadas de pan torrado, extendiéndolo bien a fin de que queden absolutamente cubiertas.

recetas de salmon ahumado y aguacate

Espolvorear un poco de eneldo picado sobre el salmón. Aplastar bien con el tenedor hasta el momento en que esté hecho una pasta traje. Si el aguacate está maduro estará bastante blandito para trabajarlo bien con el tenedor. Las tostas quedan asimismo muy ricas si en vez de salmón ahumado usamos salmón marinado, pierden ese toque ahumado tan rico pero siguen estando buenísimas. Ahumados Domínguez comenzó su andadura en 1960 transformándose en la casa pionera del salmón ahumado en España.

Condimentamos con sal, pimienta, eneldo, unas gotas de salsa Tabasco y un chorrito de aceite. Removemos y pasamos por un colador para conseguir una crema bien fina. Con asistencia de un cuchillo muy afilado, para no machacar el salmón sino más bien cortarlo, lo picamos finamente.

Pan De Focaccia Con Salmón Ahumado Y Aguacate

Cortamos en dados 1 parte de salmón ahumado de unos 160 g y 1 aguacate grande. Sazona, arroja el zumo de limón y con un tenedor maja todo bien hasta hallar una pasta. El día de hoy te planteamos una rica receta con la que podrás deslumbrar a los convidados de tus cenas sorpresas. Poner una loncha de salmón ahumado sobre cada tostada. Me agrada emplear un pan con rebanadas mucho más bien grandes, de hogaza o un batard grande. Con un buen pan blanco quedan ricas, pero les va realmente bien un pan con un tanto mucho más de cuerpo, con mezclas de harinas integrales y otros cereales o un óptimo pan de semillas.

Anímate a realizar este tartar de salmón ahumado y aguacate como una parte de la cena de un lunes, quien asegura otro día, alguno. Por una parte picamos el salmón ahumado en pequeños trozos o tiras. Picamos la cebolleta finamente y también las alcaparras.

Lo combinamos todo y le agregamos la mostaza, una pizca de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Parte los guacamoles en el medio, retírales las pepitas y sácales la pulpa. Lava el tomate y córtalo también en cuadraditos pequeñísimos. En un bol amasamos, con ayuda de un tenedor, la pulpa de los aguacates y combinamos con la cebolla y el tomate.