Receta De Patatas Con Costillas Adobadas

Receta de guisote de patatas y costilla, Karlos Arguiñano efectúa un cocido de cerdo con pimientos, patatas vino blanco y azafrán. Calentamos en una cazuela honda algo de aceite de oliva. Esta receta con carne es simple y económica, y estoy seguro forma parte del repertorio de muchas de nuestras mamás y abuelas.

Mediante el envío de mis datos personales acepto que estos sean utilizados para la gestión y tramitación de mi petición de información mandada a través del formulario de contacto. Le avisamos que, de conformidad con la normativa aplicable en materia de protección de datos, el Responsable del Tratamiento de los datos personales será la sociedad GALLINA BLANCA, S.A.U. . Los datos personales que nos dé van a ser tratados con el objetivo de administrar la consulta enviada a través de el formulario de contacto puesto a su predisposición. Las patatas pertenecen a los alimentos que no merece la pena congelar, puesto que al descongelarlas semejan … Las patatas no deberían presentar lesiones ni síntomas de patologías para poder ser consumidas. En el momento en que prepares verdura, para asegurarte que las patatas queden bien cocidas y suaves, tras un…

Ponemos algo de aceite al fuego en una cazuela y agregamos la cebolla para freilar un poco. Echamos la pastilla de Avecrem caldo de pollo -30% de sal desmenuzada y el vino blanco. Dejamos que reduzca un poco (a fuego medio- bajo a lo largo de 4 minutos aproximadamente). En el momento en que la cebolla se esté pochando, añadimos las costillas y el pimiento , salpimentamos y combinamos bien.

¿puede Quedar Bien Una Tortilla Con Patatas Congeladas A Fuego Retardado?

Agregamos el laurel, el comino y el colorante. Ponlas en un envase extenso y añade encima los pimentones, el orégano, el tomillo, el comino y el vino blanco. Remueve bien a fin de que el adobo cubra todas y cada una de las costillas. Tapa con papel largometraje transparente y deja en la nevera un mínimo de 1 hora si bien está mejor si lo haces la noche antes y lo dejas adobar toda la noche.

receta de patatas con costillas adobadas

Tapa y cocina hasta el momento en que la patata esté tierna. Entonces destapa y deja que el caldo se reduzca y el guiso espese un poco. Ahora añade las costillas que hemos dorado y cubre con agua.

Puedes usar unas costillas ahora adobadas para llevar a cabo la receta pero en ese caso no sabría decirte si le faltará algo a tu guiso ya que sin saber el adobo es imposible entender qué sabor faltaría. En exactamente el mismo aceite donde hicimos las costillas vamos a rehogar las verduras que hemos picado. Añade asimismo una hoja de laurel y una migaja de sal (ablanda algo las verduras y se hacen más de forma fácil). Dejamos que evapore el alcohol, en unos 2 minutos a fuego fuerte debería evaporarse. Muestra en una fuente las costillas, al costado coloca las patatas, riega todo con el jugo y adorna con una ramita de perejil.

Patatas Guisadas Con Costillas De Cerdo Adobadas

Si aún así deseamos el caldo más gordito, tenemos la posibilidad de sacar varias patatas y algo de caldo, aplastarlas con un tenedor y volver a la cazuela. Prácticamente en el final de la cocción corregimos la sal si fuese necesario. En esa misma cazuela y sin sacar el sofrito, vamos a poner las costillas con el único objetivo de que se sellen.

Para ello vamos a poner tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra en la olla, picaremos la cebolla, la añadiremos y, cuando empiece a volverse transparente, tiraremos los pimientos picados. Es el momento de añadir las patatas chascadas (cortadas con un giro de muñeca a fin de que se rompan un tanto). Si ves que no hay líquido bastante para cocinar las patatas puedes añadir un poco considerablemente más de agua. Añade también media cucharada pequeña de sal. Y no les olvidéis que este guiso esta bastante superior de un día para otro.

receta de patatas con costillas adobadas

Cuando la carne se pone super tierna estos huesos pueden caer al guiso o alguien en el hogar puede comérselos camuflados entre la carne. Las puedes obtener ahora cortadas o solicitarle al carnicero que te las corte en trozos mucho más cortos. Sobre el corte de las costillas lee en el final de la receta para comprender más.

Pasos De La Receta

El pimentón picante es poquísimo cantidad y se aprecia poco pero si no disfrutas nada el toque picante cambia el pimentón picante por dulce añadiendo en suma 1,5 cucharadas pequeñas de pimentón dulce. No es que me moleste, pero pasa lo mismo con el horno, que gusta menos encenderlo. La utilización del pimiento choricero no es indispensable, así que si no lo encontráis no pasa nada, pero me he acostumbrado a usarlo y ciertamente le da una felicidad riquísima a los guisos de carne.

El Mejor Guiso De Costillas Adobadas Y Patatas Durante El Confinamiento

No les perdáis aspecto y les saldrán perfectas. Sofreímos a fuego medio-alto quitando periódicamente para eludir que se queme. Al paso que se cocina la cebolla lavamos y cortamos el pimiento y lo añadimos a la cazuela adjuntado con la hoja de laurel.

Tapa y cocina hasta que la patata esté tierna. Entonces destapa y deja que el caldo se reduzca y el guiso espese un poco. Ahora añade las costillas que hemos dorado y cubre con agua. Tapa y deja que se cocinen hasta que la carne de las costillas esté casi en su punto. En el momento en que el tomate esté bien cocinado echa en la cazuela el adobo de las costillas que teníamos guardado. Remueve bien y deja que hierva un minuto.