Pechugas De Pollo En Salsa De Queso

Ponemos en el vaso la cebolla y medio cubilete del aceite que hemos frito las pechugas. Una receta a fácil y simple a partir de pechuga de pollo y queso. En exactamente la misma sartén donde has cocinado el pollo, rehoga la cebolla a fuego medio a fin de que no coja demasiado color. Humedece la cebolla con el vino blanco y deja que el chup chup saborice la cebolla. El vino debe reducir hasta la mitad, y ese el momento en el que debes añadir la nata.

Tapamos y dejamos nuestra receta hervir por 5 minutos. Y ya tienes listo un delicioso pollo con salsa de queso azul listo para ofrecerte un capricho. Hay unos cuantos cosas que les debo comentar sobre la preparación de este plato. Por un lado está lo del horno, pues como veréis en la preparación y el vídeo, he marcado las pechugas enteras en la plancha y después las he rematado en el horno.

– Receta Para Llevar A Cabo Muslos De Pollo Con Salsa De Verduras

Estamos acostumbrados a usar las uvas pasas para preparar muchos géneros de recetas, singularmente … Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía. Cuanto más tiempo dejes reposar el pollo más gusto va a tener. Asimismo puedes cortar el pollo en tiras en lugar de daditos.

pechugas de pollo en salsa de queso

Vamos a por la receta del pollo con salsa de queso azul. Estepollo en salsa de quesoes unareceta muy simple y rápidade preparar puesto que en menos de 30 minutos tienes un plato muy completo que te va a hacer quedar de lujo, te lo aseguro. Además de esto no pondrás la cocina patatas arriba puesto que solo necesitas un bol y una cazuela o sartén. En este punto puedes, sencillamente, servir los filetes de pollo acompañados de la salsa de queso azul o poner los filetes en la cazuela con la salsa a cocinar en el transcurso de un par de minutos para que se mezclen mejor los sabores. Si harás esto último, cocina un poco menos la carne al principio para no pasarla y evitar que quede seca.

Entonces, en una sartén grande con un poco de aceite, doramos las pechugas por ambos lados . Retiramos las pechugas y, en el mismo aceite, ponemos a pochar la cebolla. La cebolla se tiene que pochar levemente, pero no es necesario que llegue a caramelizarse, y es importante evitar que se queme.

Pechuga De Pollo Con Salsa De Queso

El día de hoy, en Cocina Familiar con Javier Romero, tenemos una receta de cocina casera muy fácil y que gustará al mundo entero, tanto a los de casa tal y como si tenéis invitados. Se trata del conocidísimo pollo a la parmesana, un plato de la cocina italiana hecho a base de filetes de pechuga de pollo empanados, tomate frito y bastante, bastante queso. Para esta exquisita receta de pechuga de pollo en salsa de queso, empieza troceando el pollo en dados, y séllalo en una sartén ardiente. Cuando el pollo adquiera un exquisito color dorado, sácalo del fuego y reserva para después. Hoy, en Cocina Familiar con Javier Romero, les presento una de esas recetas que son a la par fáciles, económicas y completamente deliciosas.

pechugas de pollo en salsa de queso

A mi ese tipo de máculas me desaparecen, poniendole agua al vaso y unas gotitas de lavaplatos, le das un par de minutos velocidad 5 0 6, y vas a ver que brillante queda. Añadimos 1/2 pastilla de caldo, sal y 1/2 cubilete de vino blanco, el queso y dos cubiletes de agua. Esta receta es la que pienso llevar a cabo cuando nos reunamos en el hogar estas Navidades. Estoy segura de que le gustará al mundo entero.

Pastales De Pasas

Esto no posee por qué razón ser de este modo, en tanto que podéis cortarlas en filetes y hacerlas a la plancha sin más ni más. El utilizar el horno es únicamente pues las he cocinado enteras y en la plancha no se harían bien por la parte interior. Por otra parte, vais a ver que en los elementos he ya que el perejil es opcional. O sea eminentemente pues lo he puesto más a modo ornamental que pues le aporte algo más al plato. Le da colorido y un poquito de sabor, pero no es fundamental que esté en el plato.

Una vez terminado el tiempo añadimos el agua que creamos necesaria para dejar el espesor de la salsa a nuestro gusto y combinamos nuevamente 10 segundos, agilidad 9. Salpimienta los filetes muy bien por ambas partes y, en el momento en que el aceite esté caliente, colócalos en la sartén y cocínalos a fuego medio- prominente por las dos partes hasta el momento en que estén hechos por dentro y levemente tostados por la superficie. Si deseas la salsa mucho más ligera, puedes cambiar la nata por leche evaporada. 7.- Cuando la salsa alcance una textura similar a la bechamel, añades el pollo y vuelves a combinar. Tapas y dejas cocinar unos 5 minutos a fin de que se termine de hacer el pollo. Debes eliminar ocasionalmente para que no pegue.

Salpimentamos los filetes de pechuga y ponemos en una sartén con poco aceite. 4.- En exactamente la misma cazuela echas un pelín de aceite, la cebolla y los ajos. Añades un poco de sal a fin de que la cebolla sude y pierda el agua y también echas algo de pimienta recién molida. Remueves y pochas a fuego lento unos minutos hasta el momento en que la cebolla se ponga transparente y este blandita.

Busca Una Receta

¡Tanto es por eso lo tendrás listo en términos de 30 minutos! Además de esto, combina 2 de los elementos preferidos por todos Es una rica alternativa para salir de la rutina de los sabores sencillos. Una vez marcadas, las pondremos en una bandeja plana y encenderemos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo, y en que esté ardiente meteremos las pechugas a lo largo de 8 minutos. Me chifla todo cuanto haceis, mi mujer, hijos estamos gozando un montón desde que les conocemos. El día de hoy hicimos el pan de calatrava, y como afirmáis nunca he comido otro igual.