Pastel De Calabacin Jamon York Y Queso Al Horno

Se me ocurrió que se podría llevar a cabo un pastel en el horno envolviendo el preparado de la tortilla con bacón y un óptimo queso curado. Una combinación, que todo el planeta sabe de más que es espectacular, llevada a cabo en un pastel. Una receta fácil que no tiene desperdicio conque os voy a educar ahora como se hace, porque estoy convencido de que les podréis a cocinarla muy pronto. En este momento cortamos el calabacín, el jamón y el queso en trozos del mismo tamaño aproximadamente.

pastel de calabacin jamon york y queso al horno

Este tipo de pasteles me agradan a rabiar, en el instante en que he visto los elementos he premeditado en aquella lasaña que os puse de nabos con queso, jamón y nueces. Ahora mismo, ponemos las lonchas de queso y encima la mitad de las lonchas de jamón de york. Como ya sabéis, he hecho ahora múltiples tortillas de patata distintas y cada una con un matiz distinto. Esta vez he amado darle una vuelta mucho más a este mito de la cocina de españa.

Pastel De Calabacín Y Jamón

La receta de este pastel de calabacín, jamón y queso es súper simple y rápida, aparte de ser un mordisco de delicioso y perfecto para cualquier temporada del año. Ponemos en el horno el pastel a lo largo de 30 minutos o hasta hoy en que la crema todavía se mueva un poco, pero al insertar un cuchillo salga limpio. Naturalmente, podéis realizar vuestras ediciones, que seguro que están ricas.

Da lo mismo que sea verano o invierno, este pastel te gustará en cualquier temporada del año. Y ahora podremos gozar de esta rica receta de cocina de pastel de calabacín. Ponemos una sarten en el fuego, añadimos el aceite y sofreímos la cebolla que previamente hemos cortado hasta que se dore. Añadimos entonces el calabazín y continuamos al fuego hasta el momento en que este se ponga tierno y pierda el líquido. En ese instante añadimos el jamón cocido y el perejil y removemos.

Esta receta de Pastel de calabacín con jamón y queso te sacará de más de un aprieto. Prendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo SIN ventilador. En el instante en que esté ardiente, metemos el pastel y lo ponemos en el horno durante 35 minutos exactamente. Candente o temperado en el instante en que hace fresquete, frío o a temperatura campo en los meses de calor. Ponemos en el horno el pastel durante 30 minutos o hasta el día de hoy en que la crema todavía se mueva un tanto, pero al insertar un cuchillo salga limpio.

Pasos De La Receta

Ingresamos media mezcla en un envase capaz para horno, de unos 12×16 cm. Lo podemos untar con mantequilla antes a fin de que se desmolde considerablemente más de manera fácil. Por otra parte, combinamos en un cuenco 4 huevos con sal y pimienta.

Engrasamos bien un molde cuadrado y le ponemos papel de horno y volcamos toda la mezcla. Y los agregamos al bol exactamente la misma el aceite de girasol mezclando bien los elementos. 2.- A continuación en esa misma sartén pochamos la cebolla con el calabacín cortado en dados. En este momento, ponemos las lonchas de queso y encima la mitad de las lonchas de jamón de york.

Karlos Arguiñano efectúa la receta Pastel de espinacas con provenzal de queso en su programa de televisión Karlos Arguiñano en tu cocina. Puedes ocupar tu pastel de calabacín añadiendo trozos de queso a la mezcla, por poner un ejemplo rulo de cabra, roquefort o mozzarella. Además puedes integrar ciertos champiñones o setas a tu forma y asimismo otras verduras como berenjenas o pimientos o algo de bacon salteado o jamón serrano en taquitos. Batimos el huevo y agregamos el queso crema light, la leche desnatada, la sal y la pimienta. En mi caso utilizaré un molde con testera de corona de 24 cm de diámetro, pero, por supuesto, se puede utilizar cualquier molde de dimensiones similares.

– Añadir El Queso, Las Especias Y El Aceite

Como la mayoria de las veces es un plato muy fácil de realizar, rápido y baratito, más aún si los calabacines son propios. En el momento en que esté candente echamos los dados de calabacín y, a fuego fuerte, los cocinamos unos minutitos. La iniciativa no es cocinarlos totalmente, simplemente queremos eludir que entonces el calabacín nos suelte exceso de agua en el horneado.

Frío no nos ha dado gusto bastante, y recién sacado del horno disponemos el problema de que aún no haya cuajado bien por el queso derretido. Animo a todo el mundo a hacerla, mas simple irrealizable, cunde un monton, y el resultado es increíble. Se puede realizar con mucho más cantidad de queso pero nosotros lo hemos achicado a fin de que sea considerablemente más sano y está de igual forma rico. Te informamos que los comentarios de cocina-familiar.com están sujetos a moderación por parte de nuestro equipo.

Lo doramos un minuto por lado, sazonamos con sal y pimienta, y reservamos. Dejamos reposar el pastel a lo largo de unos minutos a fin de que tome cuerpo y sea más fácil desmoldarlo. Asimismo podemos servirlo temperado o del tiempo, en tal caso vamos a dejar que se enfríe por completo antes de retirarlo del molde y ser útil. Volcamos el resto de la mezcla del huevo, repartiendo bien por la superficie y espolvoreamos con mozzarella rallada. Ingresamos el molde en el cestillo de la airfryer y programamos unos min a 200 ºC. Si vemos que la superficie se empeiza a dorar en demasía, cubrimos el molde con papel de aluminio.

Lo podemos untar con mantequilla antes para que se desmolde considerablemente más de manera fácil. Situamos 2 o tres lonchas de jamón cocido encima y cubrimos con mozzarella rallada. Los vamos sacando a una bandeja y realizamos nuestra fuente de horno. Se aplica la política de privacidad y los términos de servicio de Google++++. Finalmente espolvoreamos queso rallado y ponemos los piñones encima.