Esparragos Gratinados Con Bechamel Y Queso

Recibir un correo electrónico con cada nueva entrada. Metemos en el horno unos diez minutos a 180º C con calor arriba y abajo, dependerá del tamaño de los espárragos, al final podéis darle un golpe de grill o gratinador. Procura probar este plato caliente, cuando el queso aún está fundido. Por otra parte, lava los espárragos y córtales la parte final del tallo, que es la más dura.

A continuación escáldalos en un olla con agua hirviendo durante 3’.Escurre y reserva. Si deseas también puedes marcar los espárragos en una sartén con un poquito de aceite. De qué manera realizar Espárragos verdes con bechamel, queso y bacón.

Comentarios Recientes

En una sarten enorme, funde la mantequilla y añade la harina de golpe, muévela con unas varilla durante 1,5 minutos. Gastronomía, Aceite de oliva virgen plus y Recetas explicadas simplemente, con fotografías pasito a pasito para que alguno se atreva a cocinar. El próximo paso es echarlos al vaso de la batidora, tanto los ajos como los pimientos, y triturarlos bien con un tanto del jugo de los propios pimientos.

En el instante en que se deshaga, agregamos la harina, el jamón picado, y removemos todo con unas varillas. Pasado 1 minuto, agregamos 200 ml de leche, y removemos todo de nuevo. El frío y el limón son los enormes contendientes del espárrago.

Como Cocer Espárragos Frescos Al Punto

Para realizar estos espárragos gratinados, lo perfecto es que la bechamel tenga una consistencia rápida, fluida. Ten en cuenta esto, porque cuanto considerablemente más la cocines mucho más espesará. Dispón los espárragos en una fuente capaz para horno. Cúbrelos con la bechamel que has preparado antes. Terminamos de hacer los espárragos blancos gratinados con bechamel, agregando el queso y lo horneamos. En una olla antiadherente a fuego medio, ponemos la mantequilla.

esparragos gratinados con bechamel y queso

En exactamente la misma sartén donde has dorado el beicon vierte un chorrito de aceite de oliva y pocha la cebolla adjuntado con un pelín de sal. Agregamos poco a poco la leche candente sin dejar de revolver. Envolvemos los espárragos en jamón, agregamos la bechamel por encima y el queso. Añade la leche colada de cuajo, pon la sartén a fuego medio y revuelve con las varillas a lo largo de 5’. Al final añade la nuez moscada en el momento, la sal y la pimienta al gusto.

Si quieres saber cómo realizar espárragos verdes gratinados con bechamel, no te pierdas la receta. En el instante que el queso esté doradito, sacamos la bandeja del horno y nos sentamos a comer, que esto frío no tiene ninguna felicidad. Los espárragos verdes cocinados así ¡Están riquísimos!.

En el momento en que la bechamel esté lista añade una migaja de nuez moscada y el beicon guardado. Corrige el punto de sal una vez estén añadidos estos dos elementos, en la medida en que el bacon aporta bastante gusto. Cocinamos la harina hasta el día de hoy en que haya cambiado de color a uno más torrado y entonces volcamos la leche y comenzamos a eliminar.

Entradas Relacionadas

En una cazuela, coloca a hervir agua con una migaja de azúcar y de sal y también introduce los espárragos en el instante que rompa a hervir el agua. Introdúcelos en un bol con agua fría y un trozo de limón para que no oscurezcan. Lava y aplasta levemente los espárragos, corta con un cuchillo afilado. Este localización usa Akismet para achicar el contenido publicitario. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios. Recibir un e-mail con los próximos comentarios a esta entrada.

Me chifla el toque que da a los platos de verdura, como en este pastel de brócoli y bacon. Limpia los espárragos y quita los hilos con el pelador de patatas. Introdúcelos en un bol con agua fría y un trozo de limón para que no oscurezcan. A continuación os explico la receta de espárragos con bechamel y bacón con fotografías paso a paso para que os quede de rechupete. Lo que siempre te digo, cuanta mucho más calidad tengan los modelos que escojas más rico saldrá el plato. En este caso procura obtener unos buenos espárragos verdes que estén firmes y que sean gordos.

Lo que siempre y en todo momento y en todo instante te digo, cuanta considerablemente más calidad tengan los productos que escojas considerablemente más rico saldrá el plato. En un caso de este modo jura comprar unos buenos espárragos verdes que estén firmes y que sean gorditos. En este momento, echamos un chorro de aceite en la sartén y fileteamos los dientes de ajos. Estos espárragos gratinados con bechamel, bacón y queso son una delicia, quisiera que les hayan gustado y que os animéis a hacerlos.

Pasos De La Receta

Revuelve con la varilla a fin de que no se pegue y se hagan grumos. Espolvorea con perejil picado y sigue quitando hasta que se haga una crema rápida. Envolvemos los espárragos en jamón, agregamos la bechamel por arriba y el queso. En una fuente añade aceite de oliva virgen y el diente de ajo cortado. Coloca los espárragos con las lonchas de jamón cocido y los disponemos en una bandeja de hornos, frota contra el fondo de la fuente a fin de que se impregnen del aceite.