Cómo Hacer Torrijas Con Leche Condensada

Es una receta entretenida de la gastronomía española que no puede quedar fuera de tu lista de dulces preferidos. Sí, entre cuchases de medir, batidoras, harina, azúcar, chocolate y amor. Les proponemos preparlas con un toque diferente, es decir, añadiendo leche condensada. Este dulce aportará una textura considerablemente más mantecosa y un sabor mucho más pronunciado.

cómo hacer torrijas con leche condensada

El almacenaje o ingreso técnico que es empleado de forma exclusiva con objetivos estadísticos anónimos. También interesa singularmente por la leche y el pan, dos alimentos de enorme valor sobre nutrición deficitarios en la dieta de españa. Es esencial comprender que en el momento en que vayas a elaborar este plato, debes preverlo la víspera y conseguir algo mucho más de pan. Lo volcamos en una fuente grande, cortamos el pan en rodajas gruesas y las ponemos en la fuente. En una sartén con bastante aceite fríe una a una las torrijas hasta el momento en que queden doradas por los dos lados. En el momento en que hayas vaciado el bote de leche condensada, llénalo con agua hasta la mitad o un poco más.

Mucho Más Recetas De Torrijas

Si lo observamos preciso, tenemos la posibilidad de añadir un tanto considerablemente más de leche al natural. Me asemejan unas buenas recetas y muy receta muy simple de realizar. Hornearlas con la función grill fuerte unos 5’ aproximadamente hasta el momento en que la área no esté húmeda. Además de esto, las torrijas son ideales tanto para desayunar para tomar por la tarde con el café o para merendar. No te pierdas ni un solo detalle de la elaboración de tus torrijas al horno con con leche condensada.

Después, espolvorea sobre cada rodaja algo de azúcar moreno (o blanco, según tus preferencias) y de canela en polvo. Para terminar, sírvelas en diferentes platos, según los comensales. Las torrijas que iremos a elaborar ahora son un auténtico placer para el paladar. Capaces para los mucho más golosos de casa, en tanto que la leche condensada les contribuye un dulzor agregado. Si las torrijas de leche condensada se quedaran algo secaso si no las vas a consumir en exactamente el mismo día, se tienen la posibilidad de rociar con un almíbar de vino dulce o miel.

Espolvorea por arriba el azúcar con la canela, acompaña con unas grosellas y decora con una hoja de menta.

Ingredientes (para 4 Personas) De La Receta De Torrijas Con Leche Condensada

A esa mezcla agrega la ralladura del limón y una cucharada de canela molida. Vamos colocando las rebanadas sobre una bandeja con papel de horno. El almacenamiento o acceso técnico que es utilizado exclusivamente con fines estadísticos anónimos.

Disolver los 300 g sobrantes de leche condensada en 325 ml de agua; añadir la corteza del limón y el otro palito de canela. Cocerla durante 5 min, a fuego despacio, para que se aromatice. Pasa las rebanadas bien empapadas por harina y huevo batido y fríelas en una sartén con aceite bien caliente (con otro trozo de cáscara de limón). Realizar las torrijas comunes es sencillísimo y lo mejor de todo es que charlamos de un postre que en este momento se puede comer todo el año con distintas ingredientes. Las torrijas leche condensada agradan a todos, especialmente a los mucho más golosos y como es natural, los pequeños no dejarán de chuparse los dedos al evaluar una. Esta guía te servirá para preparar entre los postres más exquisitos y fáciles de llevar a cabo.

¿Escoges la leche al vino en el momento de preparar las torrijas? Indudablemente estas con leche condensada te agradan incluso mucho más que las clásicas, en la medida en que el pan queda muy cremoso y con un sabor más pronunciado. Si por sí mismas y con la receta clásico, las torrijas están para chuparse los dedos, piensa un óptimo plato de torrijas con leche condensada. Normalmente se suelen realizar fritas, con lo cual siempre y en todo momento hay que echarles abundante aceite.

Torrijas De Leche Condensada Al Horno

En cuanto a la infusión considera la forma en que te gustan las torrijas, si más jugosas o mucho más secas. Las que estamos preparando son jugosas y cremosas al tiempo, con lo que la infusión es algo más densa que la común y eso se consigue con la leche condensada. Además, no hay que perder el sabor aromático porque es algo que hace de este postre entre los preferidos en España. Recuerda la canela y de la cáscara del limón, de no tener limón, puedes sustituirlo con naranja.

Más tarde, debes verter el contenido en el envase al lado de la leche condensada y entremezclarlo. Las pasamos por huevo batido y las freímos en aceite caliente a lo largo de 1 minuto por cada lado. Debemos hacerlo con bastante precaución ayudándonos de unos cuantos paletas de madera. Bañamos las rebanadas de pan en la mezcla anterior y las dejamos hasta el momento en que absorban el líquido. Colocar las rebanadas de pan en una fuente y verter la mezcla. Dejarlas hasta que absorban todo el líquido, dándoles la vuelta ocasionalmente.

Esta receta de torrijas de leche condensada es de Nestle Cocina pero le hemos proporcionado un poquito de alegría con el vino dulce. Disolver la leche condensada con el agua y la vainilla y mojar las rebanadas de pan.Pasarla por el huevo batido y freírlas en el aceite. En un cazo ponemos a hervir la leche con la cáscara de un limón y las ramas de canela a fuego lento durante unos cinco minutos precisamente. Proseguimos a sacar el fuego y dejamos infusionar la canela y el limón en la leche hasta el momento en que se enfríe por completo.

Mientras tanto, cortamos rebanadas de pan en forma oblicua de unos 2 cm de espesor. Y con un hilo de miel, buenisimas, y con un poquito de cacao en polvo, por arriba tambien, por los peques, que si no lo tienen…, Buenisimoo todooooo. En un cazo se pone a calentar la leche con medio azúcar, las cáscaras de naranja y limón y la ramita de canela, dándole vueltas con una cuchara para que se diluya el azúcar. A continuación, combinamos la leche colada con la condensada hasta quedarnos una crema homogénea y densa.