Como Hacer Patatas Con Bacon Y Queso

De qué manera llevar a cabo patatas fritas con queso y bacon. Las reconocidas bacon and cheese fries del Foster’s Hollywood. Receta simple punto por punto. Con su salsa ranchera y todo.

Freímos las patatas unos minutos en aceite caliente. Sólo hasta que pierdan la dureza. Estas patatas con bacon y queso son idóneas para acompañar nuestras comidas. Tanto las podemos acompañar con una rica ensalada de fresas y queso de cabra, como de unas empanadillas de boloñesa, o unas alas de pollo en adobo. Las opciones que hallaréis en el blog son muchas y variadas. Si vas a cocinar patatas al horno, hay un truco para que te salgan más ricas y ahorres tiempo.

Gratina las patatas con bacon y queso (bacon & cheese fries) a lo largo de unos minutos en el horno, hasta que el queso rallado se funda sobre las patatas. Este proceso tardará unos 5 – 7 minutos. Mientras que las patatas se van cocinando en el horno, ponte a sofreír la cebolla bien cortadita en juliana. Vuelca en una sartén bien caliente un chorrito de aceite y también tiene dentro la cebolla a la sartén.

Más En Recetas

Para no pasarse con el ajo, añadirlo al final, de a poco y probando la salsa para poder ver que está en el punto de ajo esperado. Calentar bastante aceite en una sartén, en un cazo de fondo espeso, o en la freidora hasta que alcance los 150ºC. Pelar las patatas y cortarlas en bastones aproximadamente del mismo tamaño. El plato en cuestión hablamos de un entrante que vas a poder ser útil para compartir y que, además, se tiene la posibilidad de tener casi listo con cierta antelación, tal y como describo en la sección de recomendaciones.

Distribuyendo las recetas de siempre de mi familia, entre otras. La cocina clásico es mi pasión, si bien me encanta añadir nuevos compañeros en mi cocina. Metemos la bandeja en el horno, antes, precalentado a 180º durante 20 minutos, hasta el momento en que el queso esté bien deshecho. Rallamos más queso cheddar por arriba, una buena capa bien repartida por toda la superficie. Aprovechamos para freír el bacon.

Progresar Tus Sopas Con Queso Rallado Y Bacon

Pues el queso y el bacon hacen una pareja perfecta, y ya si los acompañamos con patatas ni os cuento!. En freír las patatas no deberías de demorar más de 5 minutos, sean de una modalidad o de otra. Tenemos la posibilidad de aprovechar el tiempo para comenzar a calentar la nata en una sartén mucho más pequeño, pero con el fuego bajo y os sugiero que no echéis toda la nata, solo un 80%. Apartamos las patatas una vez fritas, y proseguimos con la salsa. Sirve las patatas fritas con queso y bacon o bacon cheese fries como entrante para comunicar. Ponemos las patatas fritas y calientes en una fuente de servicio que logre entrar al horno.

Como hacer una patatas al horno con bacon simples. Les traigo una de las recetas que yo le enseñé a preparar a mi madre de joven! Si, en esta receta yo fui un poco la profesora, aunque en realidad la receta era de una tía mía. Me la enseñó unas vacaciones que estuve en su casa y me agradó tanto que se la enseñé a elaborar a mi madre.

Patatas Con Queso Y Bacon

El tiempo de horneado variará dependiendo del tamaño de la patata con lo que te aconsejamos que verifiques la cocción introduciendo una brocheta y compruebes qué resistencia da la patata. Colocamos las patatas en una bandeja apta para el horno, bien ubicadas, intercalamos capas de patatas, con daditos de queso y bacon. En el vídeo de youtube puedes ver como preparo las patatas gajo, del mismo modo, te dejo aqui mi receta. En una fuente capaz para el horno pone unas medidas de cuchara de salsa ranchera, sobre ella echa las patatas y el bacon y riega con un poco más de salsa ranchera. Una vez hecho, retíralo del fuego y resérvalo. Puedes dejarlo escurriendo el aceite restante en un plato con papel absorbente, así mismo el bacon va a quedar mucho más ligero.

Mientras que se fríen las patatas, salteamos el bacon en su grasa un minuto para que suelte una parte de su grasa. No debe quemarse ni endurecerse, se acabará de llevar a cabo en el gratinado. El punto de sal es algo muy personal. La nata líquida que lleva atenúa el punto de sal. En todo caso, lamentamos que no le haya gustado esta receta. Mediante el envío de mis datos personales acepto que estos sean usados para la gestión y tramitación de mi petición de información mandada a través del formulario de contacto.

No utilizaremos ni aceite siquiera, ya que deseamos que suelte grasa y que se lleve a cabo en ésta. Dejadlo hacer mucho, sin llegar a que se queme, por dos fundamentos, menos grasa tendrá y mucho más crujiente quedará. Calentar el aceite para freír las patatas, en esta ocasión a 170ºC. Puedes añadir más elementos a tu manera junto a las patatas (cebolla frita y doradita, champiñones salteados…).

La cuestión es que deseaba un plato para picar que a todos gustara y que llamara la atención. Total, que creí que unas patatas con queso cheddar y bacon serían una magnífica opción. Sacar las patatas del congelador y efectuar una segunda fritura, en esta ocasión en aceite mucho más caliente pero que no humee (180 ºC) durante un par de minutos. Reposar de otra vez sobre unas nuevas hojas de papel absorbente. Conforme se marchan friendo, dejarlas reposar sobre papel absorbente.