Calabaza Gratinada Con Parmesano Y Albahaca

Para esto, a mi me gusta utilizar el exprimidor de ajos. Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía. Además, seguro que aparte de todas y cada una estas, tú también tienes tu receta de calabaza preferida.

Os traigo un plato de temporada, gracias a la calabaza que me regaló mi cuñada de su huerta y a su receta. Este gratinado de calabaza con parmesano y albahaca es un plato sabroso y reconfortante que nos va a ayudar a entonar el cuerpo en estos días en los que ya comienza a refrescar. Servimos ardiente, más allá de que un poco templados asimismo está muy rico.

Cocktails Y Menús Ot Comuniones 2015 Acontecimientos@goaociocom

Mete la fuente en el horno a 180º C y deja que se cocine entre 25 y 30 minutos, hasta que el queso quede bien dorado. Su buen precio y su enorme versatilidad a la hora de cocinar hacen de ella un alimento que, si no lo es ya, debería transformarse en un indispensable en tu mesa. Hay recetas que te conquistan desde el primer mordisco como esta receta de calabaza a la parmesana, es algo verdaderamente irreprimible. Cuando la hago me comería la fuente entera yo sola. Verdaderamente es una receta que llevo poco tiempo haciendo pero indudablemente ha entrado en mi casa para quedarse.

Volvemos a hornear durante unos 15 minutos o hasta el momento en que la área esté dorada y se haya formado una deliciosa costra. Pone la ultima cubierta de calabaza, añade un hilo de aceite, queso rallado, mozzarella y luego otra vez queso rallado y algo de pan rallado para conseguir una cubierta de arriba mucho más dorada exquisita. Como guarnición, recetas como este curry de calabaza y espinacas, a buen seguro te harán de lo hermoso del menú en el que la incluyas.

La mezcla que voy a emplear para realizar esta calabaza gratinada al horno está compuesta de huevos, queso y nata. Más allá de que, para esta última, te dejo varias alternativas para reemplazar la nata si lo que buscas es una versión mucho más rápida. En concreto, la calabaza se cocina de manera especial bien al horno, como revela este gratín en el que se mezcla con queso parmesano.

Mucho Más En Verduras

Si ya probaste mi lasaña de calabacines y te gustó esta te encantará, queda impresionantemente rica y a mi gusto es aún más buena. Esta receta es facilísima, si tienes calabaza ahora limpia la prepararás en un plis plas. El contraste entre el dulce de la calabaza y el salobre de los quesos es muy equilibrado y la calabaza se cocina con perfección quedando una receta jugosa y muy exquisita. Es muy probable que si bien no te agrade la calabaza si te guste esta receta. Admito que mientras que te la describo voy salivando…Es que sale realmente rica, no te la puedes perder. Para opciones más ligeras, reemplaza la nata por leche evaporada, queso crema, requesón o ricotta o simplemente leche o bebida vegetal.

calabaza gratinada con parmesano y albahaca

Pelamos la cebolla y la picamos también en cuadrados pequeños. ¿Qué tal te suena la idea de educar una calabaza gratinada? ¿Disfrutas tanto como a mi la capa de queso colado en los gratinados? Si les apetece hacer llegar críticas, no dudéis en dejar un mensaje en la sección de comentarios. De qué forma realizar calabaza gratinada.

Mete la fuente en el horno a 180º C y deja que se cocine entre 25 y 30 minutos, hasta hoy en que el queso quede bien dorado. El buen hacer de las calabazas en la mesa no termina en los entrantes, sino más bien se usa para coronar en el instante de los postres o aun para improvisar meriendas con poquísimo trabajo. Ponerle condimientos el arroz hervido con la salsa de tomate y transferirlo a una fuente para hornear. La fabada es la receta más tradicional que disponemos de la cocina Asturiana. La calabaza triunfa tanto en platos de carne como de pescado y, como es natural, en platos elaborados de forma exclusiva con vegetales. Como un caso de muestra de lo bien que casa con pescado os dejo ese pisto de atún y calabaza que es una cena fabulosa para estos días.

Gratinado De Calabaza Con Parmesano Y Albahaca 10

La calabaza triunfa tanto en platos de carne como de pescado y, por supuesto, en platos elaborados de forma exclusiva con vegetales. Como un ejemplo de lo bien que casa con pescado os dejo ese pisto de atún y calabaza que es una comida fantástica para estos días. Si es requisito coloca unos minutos de grill. Receta facilísima explicada con fotografías y todos y cada uno de los procedimientos que se deben llevar a cabo para preparar una riquísima calabaza gratinada con queso y albahaca. Espolvorea con queso rallado, pon un poco de jamón cocido y por arriba algo de mozzarella cortada en rodajas. Cubre con otra capa de calabaza y reitera esta operación hasta tener mínimo 4 capas.

Calabaza A La Parmesana, Facilísima Y Exquisita

Pelamos la cebolla y la picamos asimismo en cuadrados pequeños. Cuanto más pequeños sean los trozos de verdura antes se cocinarán. Untamos una fuente apta para el horno con el diente de ajo partido por la mitad. Con esto lograremos que el sabor del ajo quede impregnado en la fuente y luego se transmita a los ingredientes que pongamos encima. Untamos también la área de la fuente con la mantequilla. Volcamos las verduras sobre la fuente reservada, añadimos la sal y el curry y removemos hasta entremezclarlas bien.

Calabaza Gratinada Con Parmesano Y Albaca, Receta Simple Para Lucirse En Otoño

Espolvorea cada ración con un poco de tomillo fresco. Prosigue el horneado por una aceptable media hora, o hasta que la superficie se haya dorado a tu manera. Asar la calabaza para llevar a cabo una crema parece que solo es trabajar de sobra, pero no os confundáis, el asado previo aporta un apreciado umami que provoca que el gusto sea glorioso. Precalienta el horno a 175 ºC, calor arriba y abajo. Pela igualmente los ajos y pícalos lo mucho más pequeño que consigas.