Calabacin Al Horno Con Queso Y Jamon

Hija de andaluza y de padre catalan, en mi cocina hallaréis la mezcla de mis 2 raices y habituales de cocina. Abrí el blog Gozando de la Cocina en 2009 y más adelante el canal de cocina, desde entonces mi vida ha girado en torno a la cocina. Compartiendo las recetas de toda la vida de mi familia, entre otras. La cocina clásico es mi pasión, aunque me encanta añadir nuevos compañeros en mi cocina. Volvemos a meter la bandeja en el horno, antes calentado anteriormente, a 190º a lo largo de 8 minutos. Pasado el tiempo, ponemos el gratinador 15 minutos mucho más, a fin de que se nos dore el pan rallado.

Dejamos que el queso empieze a fundirse con el calor. Para apresurar el desarrollo, podéis poner una tapa de cazuela sobre la sartén. Con ayuda de la mandolina, o en su defecto con un cuchillo muy afilado cortamos rodajas de calabacín con su piel.

Panqueques 2 Ingredientes

No es requisito emplear sal por el hecho de que el jamón y el queso ya aportan bastante gusto, pero una vez terminada la receta, podéis probar y rectificar en su caso. Ser útil bien caliente para que los hilos de queso nos alegren la visión . En el instante en que estén bien batidos añadimos también algo de nuez moscada, unas hojas de albaca picadas y un pelín de orégano.

calabacin al horno con queso y jamon

Prolonga las láminas de calabacín, pon una porción de relleno sobre cada lámina, enrolla y colócalas sobre una fuente apta para el horno. Coloca algo de salsa de tomate sobre cada rollito, espolvoréalos con el queso rallado y gratínalos en el horno. Corta el jamón cocido en daditos y añádelo a la sartén. Apaga el fuego, añade el queso crema y mezcla bien.

Receta De La Salmorreta Y De Qué Forma Emplearla

Para esta receta, es preferible utilizar calabacines pequeños y nuestra sartenada va a quedar mucho más vistosa. En el final agregamos el calabacín ahora bien escurrido y combinamos bien hasta el momento en que quede como una pasta muy dentro. Autodidacta y apasionada de la cocina, disfruto aprendiendo y progresando recientes recetas. Quisiera que les agrade mi blog, donde comparto mi afición a la cocina con todos nosotros. Ponemos en el horno el pastel durante 30 minutos o hasta el momento en que la crema todavía se mueva un tanto, pero al insertar un cuchillo salga limpio.

calabacin al horno con queso y jamon

Ahora sabéis que a mi, el jamón y el queso me semeja la mejor combinación que se ha inventado nunca. Es como la del turrón y Chocolate de los helados… Lava los calabacines y córtalos en láminas finas. Elige 8 (las mucho más enormes) y cocínalas brevemente en una sartén grande con un chorrito de aceite. Retira las láminas de calabacín de la sartén y resérvalas.

Berenjenas Rellenas, Mis Recetas Favoritas

La cara con mejor presentación ha de ser la cara ‘visible’ del rollo de calabacín. En una sartén, ubicamos los calabacines cubriendo el fondo y los cocinamos a la plancha. Normalmente, tendréis que hacerlo en múltiples tandas. En el momento en que los calabacines estén dorados por ambas caras, los volvemos a poner para que cubran el fondo de la sartén y los cubrimos con abundante queso rallado.

Hablamos de una opción alternativa a los gratinados en el horno, que acostumbra emplear mi hermana cuando no le gusta prender el horno y quiere llevar a cabo una receta con toque cremoso. Para que esta sartenada os quede inigualable, lo perfecto es que las rodajas de calabacín sean muy, muy finas, para que formen una especide de base crocante. Podéis emplear una mandolina, pero yo en la vivienda lo corto siempre a cuchillo.

7 Una vez horneados los calabacines retiramos la bandeja del horno, les ponemos por encima unas hojas de albaca fresca y lo tenemos listo para gozar. 3 Una vez todos y cada uno de los calabacines rebozados los llevamos a hornear con el horno calentado anteriormente a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo. En el momento en que la saquemos del horno hay que esperar a que temple o enfríe un poco para lograr conducir la ‘tortilla’ sin que se rompa. Quita el papel de horno de forma cuidadosa y mira a conocer qué cara te gusta más para rellenar por el otro lado.

Una vez horneados los calabacines retiramos la bandeja del horno, les ponemos por arriba unas hojas de albaca fría y lo disponemos listo para gozar. 3 Una vez todos y cada uno de los calabacines rebozados los llevamos a hornear con el horno calentado anteriormente a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo. Una vez todos y cada uno de los calabacines rebozados los llevamos a hornear con el horno calentado anteriormente a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo. 3 Una vez todos los calabacines rebozados los llevamos a hornear con el horno calentado anteriormente a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo . Sobre exactamente el mismo papel de horno ponemos la base y la vamos rellenando con el queso en lonchas y después con el jamón, distribuyendo bien por la área.

Unos calabacines frescos (mejor los de piel obscura por el hecho de que aportan color y dan una mejor presentación al plato). Jamón cocido, o cualquier fiambre de pavo o pollo y un óptimo queso en lonchas que funda bien. La sartenada de calabacines con jamón y queso es un plato muy satisfactorio y agrada bastante a pequeños y adultos.

Hay que ser espléndidos con el jamón a fin de que se vea después en el corte y se fortalezca un poco el gusto del rollo. Puedes untar antes con algo de queso crema de untar a fin de que se adhieran bien el jamón y el queso. Ubicamos las tiras de calabacín en la bandeja del horno, separadas entre si. Y los metemos al horno, antes precalentado, a 190 º a lo largo de 15 minutos.